Actualidad de Eficiencia Energética

Sistema de Gestion Energética Sistema de Gestion Energética

Sistema de Gestión Energética

| 04th Agosto 2017 |

Herramientas de monitorización y análisis

Un sistema de gestión energética es interesante para cualquier empresa: les permite optimizar el rendimiento de sus procesos e instalaciones, además de reducir costes, asegurándose, para completar el trío de beneficios, de que sus instalaciones están funcionando correctamente.  

Si es recomendable para una empresa, en el sector de la eficiencia energética, la implantación de potentes herramientas de medición de los equipos y de los consumos energéticos es una parte fundamental en el trabajo de los expertos para garantizar los ahorros prometidos en la factura: 

En efecto, cuanto más automatizado está un sistema, mejor se conoce el proceso y más amplio es por tanto el abanico de acciones a implementar, pudiendo garantizar de esa forma mejores resultados y mayor potencial de ahorro al cliente.   

No existe una herramienta única de gestión energética. En realidad depende mucho de las instalaciones y equipos que se encuentran en la nave industrial del cliente. Según el grado de modernidad, y el tipo de instalación e industria, habrá que aplicar herramientas distintas para hacer frente a retos diferentes.

Otro de los desafíos en el sistema de gestión de energía es conseguir que el sistema sepa gestionar la gran cantidad de datos que se almacenan y conseguir un análisis completo y predictivo a partir de éstos.

En este artículo te hacemos un resumen de las herramientas que utilizamos en GreenYellow para la monitorización y análisis del rendimiento energético de las empresas a las que acompañamos en su transición energética.  

 

Herramientas de Gestión Energética

En general en el surtido de herramientas que usamos para analizar el desempeño energético de una nave industrial se dividen en tres tipos:

Herramientas de Comunicación Terreno

Están ligadas directamente a la implementación de acciones. Permiten controlar y regular los equipos y monitorizar los procesos.

Estas herramientas se instalan en el sitio para medir los distintos usos energéticos: la recogida de datos se hace a través de contadores energéticos, sensores y sistemas de monitorizado y sistema de gestión centralizada, y a partir de estas informaciones realizamos el asesoramiento al cliente. Estas herramientas y este sistema de visualización de datos también permite darle transparencia en sus consumos al cliente.

Un ejemplo de las funcionalidades de este tipo de herramientas las podemos encontrar aplicadas a una sala de calderas: permite la regulación de la temperatura en función de la temperatura ambiente, la optimización de la combustión o la programación del funcionamiento en cascada, entre otras cosas.

Otro ejemplo, aplicado a un supermercado. La regulación del alumbrado, como puede ser la implantación de una programación de horarios,  la optimización de  la refrigeración se realizan con herramientas de terreno.

 Herramientas de Supervisión

Las de Supervisión son las que permiten la lectura de los consumos, la detección de anomalías, la emisión de alarmas y la optimización a distancia.

Las Herramienta de Supervisión son necesarias para los siguientes casos:  

-Realizar seguimiento continuo a distancia de los consumos energéticos de diferentes clientes

-Analizar y optimizar contrato de electricidad

-Gestionar la compra de energía

-Hacer seguimiento a distancia de las campañas de medida correspondientes a las auditorías energéticas

-Realizar interrupciones voluntarias controladas de consumo eléctrico

-Realizar seguimiento de la producción descentralizada, en el caso en que haya un parque foltovoltaico.

En esta imagen podemos ver un ejemplo de herramienta de supervisión: En la pantalla, se aprecia el consumo anterior y el consumo posterior a la implantación de medidas:

 Herramientas de Análisis:

Las herramientas de análisis son las encargadas de generar algoritmos predictivos y de cálculo para analizar los datos, además de realizar el envío de informes y la monitorización de los consumos. Estas últimas herramientas son muy importantes para poder continuar a optimizar los equipos una vez que se han implementado acciones de mejora de eficiencia energética.

Realizan, a fin de cuentas, un trabajo de cálculo estadístico. Gracias a ellas se pueden, por ejemplo, como se puede apreciar en la imagen de abajo,  identificar patrones de consumo, para, de este modo, detectar anomalías. Por ejemplo, si el sistema identifica un consumo medio a una hora específica y algún día puntual ese consumo varía mucho, se puede averiguar, por ejemplo, que hay un problema comportamental (un trabajador ha podido dejar maquinaria encendida, etc).