Actualidad de Eficiencia Energética

Noticias de Eficiencia Energética

Eficiencia Energetica Eficiencia Energetica

Qué es la eficiencia energética

| 30th Mayo 2017 |

Eficiencia energética: definición y usos

No deben confundirse los términos “eficacia” y “eficiencia”. Si la eficacia se entiende por la capacidad para conseguir el efecto esperado, la eficiencia es más bien el logro de este efecto implementando los mínimos recursos y tiempo.

 Esta distinción puede ayudar a entender mejor qué es la eficiencia energética. Ésta designa la capacidad de un sistema para funcionar con el mínimo consumo de energía y prestando exactamente el mismo servicio que otro que consume más.

La eficiencia energética tiene, en consecuencia, efectos directos en la economía, en el medio ambiente, y, por efecto de estos dos anteriores, en la política y en el derecho.

Las acciones en eficiencia energética son numerosas y pueden verse aplicadas en distintas situaciones y a distintos niveles. El hecho de cambiar en casa una bombilla ordinaria por otra de bajo consumo es una acción que entra dentro del marco de la eficiencia energética doméstica. A una escala mayor, la optimización de las instalaciones (compresores de aire, cámaras frigoríficas, calderas, etc) de una fábrica donde se realizan procesos industriales de alto consumo de energía es eficiencia energética industrial, y puede traer a las empresas mejoras significativas en su rendimiento y competitividad.  

La eficiencia energética supone, pues, reducción de costes, a corto y largo plazo, disminución de la degradación del planeta, menguando el consumo de energía, el consumo de carbono y las emisiones de gases de efecto invernadero, siendo, además, un aliado significativo para la lucha contra la pobreza energética.

Siendo promotora de la sostenibilidad ecológica, económica y política, es natural que la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo del 25 de octubre de 2012 sobre eficiencia energética, se creara para promover la eficiencia energética dentro de la Unión Europea, estableciendo acciones específicas para conseguir el potencial de ahorro energético.

En la Industria

Las medidas de ahorro energético en algunas industrias de gran consumo de energía aportan a los empresarios que deciden implementar estas mejoras, normalmente por mediación de una ESE (empresa de servicios energéticos), grandes ahorros en la factura energética, que suele representar el primer coste en la industria por detrás de los recursos humanos. Las mejoras energéticas no sólo traen ahorros significativos, sino que también mejoran el rendimiento y vida de las instalaciones industriales.

Algunas industrias que pueden beneficiarse especialmente de la eficiencia energética son, en orden de gasto energético: las industrias extractivas,la fabricación del plástico, la industria cárnica, los productos lácteos, la panadería y pastas alimenticias, la industria agroalimentaria, la industria farmacéutica o la industria del pescado, aunque muchas otras, como la industria química o la industria de la automoción,  podrían también beneficiarse considerablemente de la eficiencia energética.

Las instalaciones que suelen ser optimizadas en un proyecto de eficiencia energética son las siguientes, aunque pueden variar según los distintos tipos de procesos y consumos de cada clase de empresa: cámaras frigoríficas industriales y otros sistemas de refrigeración, sala de calderas para la generación de vapor, compresores de aire industriales, sistemas de frío y calor, aire acondicionado y, por supuesto, iluminación.

Con una legislación favorable a la eficiencia energética y una progresiva confianza por parte de las instituciones financieras en un sector aún bastante nuevo pero que conlleva pocos riesgos y está demostrando una alta competitividad, la eficiencia energética está cercana a convertirse en una asset class, lo que favorece que los proyectos energéticos para instalaciones industriales sean cada vez más fáciles de financiar. 

En otros sectores

Eficiencia energética en el hogar

El consumo de los hogares representa cerca del 17% del consumo total en España. Las medidas domésticas que se pueden implementar comienzan por cambios de hábitos en nuestro uso diario de la iluminación, calefacción o aire acondicionado, pasando por la instalación de bombillas y electrodomésticos de bajo consumo, terminando por la revisión y mantenimiento de las calderas y electrodomésticos. 

Eficiencia energética en edificios

Según la normativa española, legislada a través del Plan Integral de Vivienda y Suelo, todos los inmuebles que se pongan en venta o en arrendamiento durante más de 4 meses, deben tener una etiqueta energética asignada gracias a una auditoría energética o a una certificación energética que les atribuya una letra (A,B,C,D,E,F o G) que califique al edificio según las emisiones de CO2 según el consumo energético de sus instalaciones.

Las medidas energéticas paradigmáticas en el diseño de inmuebles pasan por la optimización en la orientación del edificio, el aislamiento de las superficies para impedir las fugas de calor, el uso de calefacción y aire acondicionado eficiente o la implementación de placas solares para aumentar la autonomía, aunque en estos momentos en España esta última medida está siendo particularmente difícil dado el nuevo “impuesto al sol”, que pondrá considerables trabas al autoconsumo.

Economía

La eficiencia energética es todavía un campo de innovación. Es, por ende, un sector económico que se ha empezado a desarrollar desde la década del 2010 y se prevé la continuación de un amplio desarrollo, promovido por distintas legislaciones y concienciación de sus grandes beneficios por parte de las empresas, hasta las décadas de 2040 y 2050.

La eficiencia energética trata, desde un punto de vista macroeconómico, de disminuir la demanda de energía a nivel global. Desde la microeconomía, las medidas tratan de encarecer el coste de consumo de energía y de favorecer, a través de ayudas, unidades económicas de intensidad energética más débil respetándose normas técnicas estrictamente definidas y adaptadas.   

Legislación en España

Desde 2016 (Real Decreto 56/2016) las empresas de cierto tamaño y clase están obligadas por ley a realizar una auditoría energética. Dicha ley designa también las entidades que deben realizarlas, regulando así también a los proveedores y auditores de servicios energéticos y que se suelen denominar ESE (empresa de servicios energéticos).

Con presencia en 7 países, contamos con amplía experiencia en reducción de gastos energéticos. Más de 600 proyectos desarrollados y 120MWp de plantas solares.

Contacto

C / Pau Claris 186, 4 ª planta - 08037 Barcelona
+34 930 180 532

General Moscardó, 6 - 28020 Madrid
+34 917 374 008

contacto@greenyellow.es

Miembro de


Síguenos

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información.